domingo, 30 de diciembre de 2012

Desde las alturas (Volando en globo)

Puede que algo tan ligero como un globo nos haga sentir que somos capaces de abarcar el mundo con una mano, que si seguimos ascendiendo las nubes se convertirán en nuestro hogar y la tierra desaparecerá para siempre, que desde ahí arriba, desde las alturas, somos los dueños de todas las almas y podemos leer en ellas sus secretos más íntimos. 


jueves, 27 de diciembre de 2012

Su arcoíris particular

Miró a través de la ventana. Las gotas de lluvia habían dejado de repicar en los cristales. El sol trataba de abrirse paso intentando que sus rayos atravesaran la aún densa capa de nubes que poblaba el cielo. Y de pronto aparecieron ellos, los colores, primero difuminados, luego más fuertes, de uno en uno, o de dos en dos..., creando un nuevo paisaje. Y, desde ese lugar tan suyo, disfrutó de él, sólo para sus ojos.

Foto cedida por A.R.P. gran amig@ de este universo



lunes, 17 de diciembre de 2012

Los posos (¿amargos o dulces?)..., del café



Saboreaba su café. Lo hacía como cualquier otra mañana, o como ninguna otra. Sin embargo aquel día ella le observaba, sentada, a su lado, pero él no parecía advertir su presencia. Ella comenzó a abrazarle, a invadirle, al más puro estilo de las obras de Shakespeare. Entonces él pareció sentir ese intento y, asustado, derramó sobre la mesa el café que quedaba en su taza, y desde ahí el líquido fue cayendo al suelo gota a gota, como si cada una de esas gotas fuera una negra lágrima del alma. Miró el fondo de su taza donde sólo quedaban los posos, y esta vez sí que advirtió cómo a su lado, aún sentada junto a él, la soledad le sonreía. 
(P.D.: Quizás a la soledad no le gusta desayunar café)


viernes, 30 de noviembre de 2012

El ruido de las tormentas

A pesar de que las tormentas sean fuertes, no pueden llegar a apagar el ruido de los sentimientos, que se convierten en una tormenta aún mayor.




domingo, 25 de noviembre de 2012

Aunque no me veas



Podría abrazarte con palabras, o derrumbarte con ellas para volver a reconstruirte. No necesito la luz para verte, ni la oscuridad para perderme en tu busca.




viernes, 16 de noviembre de 2012

Contemplando los pequeños momentos de la vida...

(... que pueden ser los más grandes)

Aquellos que nos llevan a recordar que, aunque nos encontremos lejos de ser unos ángeles, estuvimos cerca de algo llamado... "¿Felicidad?"
(nota al pie: "¿Felicidad?" = fugaz instante, sensación momentánea, suspiro liberador, movimiento que cesa/quietud pasajera, armonía circunstancial, "elemento" que el ser humano quiere apresar sin tan siquiera saber dónde puede aparecer, pero que le hace permanecer alerta como lo está el cazador que persigue su presa, una presa tan feroz como letal, tan imaginaria como real, tan casual como fruto de un destino que podría estar escrito, o no)


jueves, 8 de noviembre de 2012

Como si el mar te meciera


Por no nadar en aguas profundas,
por no saltar los puentes del tiempo,
por no desgarrar tu piel en mi busca,
por no dejar que el mundo se fundiera en nuestros labios...
... te vi desvanecerte,
te vi fundirte en la distancia,
hacerte sueño para siempre.


domingo, 4 de noviembre de 2012

Parecidos reales

Parece que mido mis pasos tras los tuyos, que utilizo tu cuerpo para esconder la desnudez del mío, que tiemblo entre tus brazos para evitar que escuches lo que dice mi corazón.

(P.D.: pero no mido mis pasos, no escondo la desnudez de mi cuerpo, no evito que escuches lo que dice mi corazón..., simplemente lo parece)





jueves, 1 de noviembre de 2012

El relato

2.182 participantes, 150 escritos seleccionados de 23 países..., gracias a tod@s aquell@s que siempre han creído, y creen, en la (mi) escritura.


                                                                           Agorafobia
Estaba convencido de que esta vez era la definitiva. Estaba convencido de que esta vez no se había equivocado y de que había elegido el momento oportuno. Se armó de valor y bajó la escalera. Abrió la puerta del portal y…, allí estaba ella, esperándole, diáfana…, tenía la calle ante sus ojos, el exterior, sólo tenía que atravesar la puerta y estaría fuera. Después de tanto tiempo volvería a sentir lo que era tener el cielo ahí arriba, volvería a sentir lo que era estar en un espacio abierto…, empezó a faltarle el aire, no podía respirar, aún no había traspasado la puerta pero ya comenzaba a pensar que tendría que dejarlo para otro día, todavía no estaba preparado. Cerró la puerta y subió de nuevo las escaleras.




(P.D.: Los beneficios de esta edición están destinados a la Fundación de Esclerosis Múltiple, para promover el conocimiento y la investigación de esta enfermedad)


martes, 23 de octubre de 2012

Razón versus pasión, o la suma de ambas

       
Amar con los ojos cerrados puede que sea amar como un ciego. Amar con los ojos abiertos quizá sea amar como un loco: incondicionalmente y pasionalmente.



jueves, 18 de octubre de 2012

Desnudando almas




Dejó que la luna se marchitara encima del mar, y comenzó a caminar por la tierra, cubierta por una niebla glacial, en busca de bocas efímeras. Ignoró todo, ahogó todo. Hubiera podido conseguir más que una gota de su alma, hubiera podido vivir sin ayer, sin mañana, sin historia. Pero decidió que el rumbo de sus pasos fuera otro, y se alejó de esa gota, y del latir de su desnudo.


martes, 9 de octubre de 2012

El vuelo de las aves





Podemos creer que somos tan ligeros como los pájaros, que alzan el vuelo dejándolo todo atrás...



martes, 2 de octubre de 2012

De cristales, cangrejos y dinosaurios

Playa de San Pedro de Antromero
Nuestros pasos nos llevan a lugares desconocidos, y nuestras pisadas nos hacen avanzar (o quizá retroceder) hacia aquello que es aún más desconocido..., y mientras tanto la lluvia comienza a caer, mojando nuestros cuerpos, recordándonos que también podemos llorar. A veces buscamos cristales y, en su lugar, encontramos animales, escondidos bajo rocas, que no quieren ser descubiertos, como cuando no queremos que nadie sepa qué/cómo somos y es la noche la que nos esconde.


lunes, 24 de septiembre de 2012

No te volveré a decir...

Y mientras la luz del faro iluminaba la noche escuchó el latir del corazón del mar, o puede que fuera el de cualquier otro corazón tan cercano como el suyo propio. No sé lo que pasará en el futuro, dijo él, sólo sé que me gusta este presente...

Playa "El Sablón"
                                                                                          

jueves, 13 de septiembre de 2012

martes, 11 de septiembre de 2012

domingo, 2 de septiembre de 2012

Anocheceres rojizos, amaneceres tardíos




A veces avanzamos sin luces, contra el viento, únicamente apoyados en el corazón de quien nos espera con las manos abiertas buscando dónde late nuestro pulso. Y de ahí horas que se suceden bañadas por tenues luces que acompañan nuestras respiraciones, nuestros movimientos. Y cuando salimos de nuestra pretendida conquista nos prometemos a nosotros mismos no volver, no palpitar de nuevo en ese mundo, no encadenarnos a un abismo que puede llegar a quebrarnos.

jueves, 30 de agosto de 2012

Océanos de hielo que se derriten en noches sin tiempo

La luna apareciendo y desapareciendo en el cielo ya presagiaba que nosotros también acabaríamos desapareciendo perdidos en cada uno de los recovecos de nuestros cuerpos. Los guerreros siempre abren las puertas a la pasión, y lo hacen sin límites ni tiempo, quizá hasta que la lluvia calma la sed y borra las huellas de todo cuanto hicimos. 


martes, 21 de agosto de 2012

Jugando con los límites

Al traspasar las fronteras los puntos de referencia dejan de estar claros, y es entonces cuando el hielo se diluye..., porque la pasión le puede.


lunes, 20 de agosto de 2012

Interiores

Me asomé a tu mirada una vez más. No sé cuánto tiempo podré mantener el equilibrio, cuánto tiempo podré permanecer del lado de "lo racional" sin dejarme caer en tu reino de "lo visceral". Podría haberme perdido en cualquiera de los momentos en los que estabas tan cerca que parecía que hubieras estado siempre a mi lado, pero puede que todo fuera fruto del sonido del silencio, o del desaparecer del sol dejando paso a la inminente noche, más allá de nuestras vidas, más allá de que podamos cambiar nuestros destinos.

Playa del Silencio (Asturias)

lunes, 13 de agosto de 2012

Perseidas: deseos y realidades


Estrellas tan fugaces como algunas miradas. Deseos tan imaginados como reales. Apoyados en la barandilla, escuchando cómo el sonido de las olas rompe el silencio de la noche, o cómo hace de ello su refugio perfecto, o el nuestro.
A veces no somos conscientes de lo que teníamos hasta que lo recuperamos.



sábado, 11 de agosto de 2012

Sobre la tierra batida


Los triunfos y las derrotas ponen a prueba a los seres humanos, hacen que se enfrenten a sus límites y que sean capaces de ir más allá de ellos, incluso cuando nadie lo espera. En la cancha la red separa a los contrincantes, como si separase sus mundos, sus existencias, al igual que en la vida cuando se tejen redes para evitar que otros traspasen el umbral de lo que nunca se pondrá en juego.

lunes, 6 de agosto de 2012

Inevitablemente tú

Te acercaste. Me rozabas. Tu piel. Mi piel. Te seguí. Lo sé. Labios que se vuelven a encontrar una y otra vez. Cuerpos que se desnudan y se funden, roto el tiempo, mientras las velas se consumen garabateando nuestras siluetas.






martes, 31 de julio de 2012

Experimentos antropológicos


Manos mojadas de sombras.
Labios temblando con palabras silenciadas, quizás incendiarias.
Anhelos escondidos en interiores creados para tal fin.
Equilibrios imposibles en alambres irrompibles.
Y, de pronto..., aparece el espectro, tu espectro.
Las manos dejan de estar en las sombras, los labios dejan de temblar, los anhelos salen de sus escondites, los alambres se diluyen... El mundo se desnuda y tú pareces desnudarte con él, pero no como cuando buscas un cuerpo al que amar, sino como cuando buscas una víctima que caiga bajo tu poder.


lunes, 30 de julio de 2012

Variaciones sobre un instante eterno

Imagínatelo...
Imagínatelo por un momento..., 
hasta que los contornos se difuminan, se apagan, se desvanecen.
Somos la suma de instantes sucesivos. Cercanos, lejanos, amados, odiados...
Instantes que eternizamos como coleccionistas de recuerdos, de imágenes. Instantes que hacen de nosotros unos yonquis adictos de lo imaginado.


martes, 24 de julio de 2012

De lo visible y lo invisible

Allí te encontré, sediento, podría haber sido tan cerca del mar como de cualquier otro lugar. Perdido en el medio de tu universo mágico-paradójico, tratando de descifrar un jeroglífico para el que ni tan siquiera los sabios tendrían respuesta. 
Levantaste la cabeza pero no fuiste capaz de verme, sólo te viste a ti mismo inmerso en la vorágine de tu propio yo.
(P.D. Quizá sea cierto que existen hombres de hojalata para quienes el mejor regalo sería el corazón de quien les ama)

domingo, 8 de julio de 2012

Los versos de


Si hubiera sido Neruda te habría escrito un poema cada uno de los días en servilletas de papel, o en cuadernos pautados.

Si hubiera sido Neruda habría sido capaz de saltar de tejado en tejado para apagar el humo de tus señales y llegar hasta ti.

Si hubiera sido Neruda te habría rescatado del abismo como cuando un faro saca al barco de las tinieblas.

Si hubiera sido Neruda habría irrumpido en tu vida "echando la puerta abajo", sin llamar, haciéndome dueña de tu cuerpo y de tu alma.

Si hubiera sido Neruda nunca habría apartado tu nombre de mi boca.



viernes, 6 de julio de 2012

Al otro lado del abismo

La capacidad del ojo de ver el mundo depende de su incapacidad para verse a sí mismo. De una u otra forma, en la medida en que el ojo ve algo de sí mismo, en esa misma medida queda perturbada la visión. El ojo ha de poder ignorarse a sí mismo. Igual sucede con el hombre..., sólo el olvido de sí lleva a la sensibilidad y sólo la entrega de sí genera la creatividad.


domingo, 24 de junio de 2012

La hoguera de San Juan



El crepitar del fuego..., que parece querer transportarnos a otro lugar cuando fijamos en él nuestra mirada. Sus llamas inconstantes tratando de hipnotizarnos, quizá porque esas llamas saben leer en nuestros ojos, porque saben ver en nuestro interior, y pretenden llevarse todo aquello que saben que no somos. La hoguera, alzándose imponente frente al mar, su rival, o más bien su otro yo. Opuestos en el ocaso, cómplices en la noche.






domingo, 17 de junio de 2012

Sublime


Un lugar, un espacio, el sonido, los sentidos, los sentimientos..., los dedos no parecen huéspedes ni invitados deslizándose por las teclas. Parecen haber habitado allí siempre. Lejos de perderse en el laberinto de la memoria parecen saber hacia dónde encaminarse, haciendo que ni tan siquiera "lo sublime" sea suficiente para describir lo escuchado.

                                 (Un verdadero placer haber podido asistir, y haber estado de nuevo junto al   
                                                  mejor pianista, del que tanto he aprendido)


Don Pullen


sábado, 16 de junio de 2012

Los cuentos de hadas no existen


Creer en el ser humano es algo casi imposible. Pero entender al género humano es aún más complicado.



viernes, 15 de junio de 2012

En la palma de la mano





Si somos capaces de amar lo que tenemos..., ¿seremos entonces capaces de llegar a tener lo que queremos en la palma de nuestras manos, o dejaremos que se escape entre los dedos...?