lunes, 20 de enero de 2014

A solas

Sebastiao Salgado

Cuando el ser humano, creyéndose que es el dueño y el dominador del mundo que le rodea, se da cuenta de que es él quien está a merced de aquello que se encuentra a su alrededor, entonces advierte que la pequeñez es tal que ni siquiera a solas es él el más grande de los seres.

miércoles, 15 de enero de 2014

Sonidos...

... que expresan más que las palabras. Artistas que describen sólo con el trazo de sus notas en una composición que nos transporta a otros lugares que terminamos por hacer nuestros.


miércoles, 8 de enero de 2014

La prueba empírica

Últimamente refugiaba sus pensamientos allí donde nunca nadie podría encontrarlos, o al menos donde nadie los buscaría. Cada vez le resultaba más difícil diferenciar entre la realidad y la ficción, saber dónde colocar el límite a la imaginación para que ésta no interfiriera en lo que suele considerarse una existencia normal. Así que escribió en un papel aquello que él creía era lo más importante que había descubierto en su vida, y después lo metió en un sobre que cerró y envió a alguien (X) que esperaba no fuera fruto de su prolífica imaginación.
Pero a los pocos días ese alguien (X) recibió un sobre que contenía un papel en el que aparecía escrito: "Tanto en mi imaginación como en mi realidad, eres la mejor de las creaciones".
Nada más terminar de leerlo ese alguien (X) se dirigió a donde estaba su marido y le miró atentamente, intentando escrutar en su interior. Él, al advertir su presencia, dijo: "Lo sé, lo sé, pero no puedes culparme por dudar..., de que seas real".



viernes, 3 de enero de 2014

El maravilloso mundo de los deseos inconfesables

Cerró los ojos. Se imaginó a sí mismo siendo otro. Paseando y caminando por lugares que conocía perfectamente pero convertido en un individuo por completo diferente. Podía verlo todo, intuirlo todo, sentirlo todo..., pero nada le afectaba, nada le hacía sufrir. Era como un hombre insensible, o como el hombre invisible, al que todo aquél que supiera de su nueva personalidad querría parecerse. Entonces se abrió la puerta, y con ella también él abrió los ojos.
-Es la hora-. Y sin más preámbulos le llevaron al quirófano. Aunque estaba seguro de que todo saldría bien, en aquel momento no sabía si lo mejor hubiera sido ser desear ser insensible o invisible. En cualquier caso lo que sí tenía claro era que una vez estuviera fuera trataría de reescribir su historia. 

Ch. Madoz


miércoles, 1 de enero de 2014

Todo o nada


... 365 nuevos días para intentar que todo salga lo mejor posible y tratar de que nada invada a ese todo.