jueves, 27 de noviembre de 2014

El despertar de los sueños

                                 Y, si no, siempre se puede seguir soñando despierto...


lunes, 24 de noviembre de 2014

¿Quién dijo miedo?

Empezó a pensar en un nuevo teorema, y se olvidó de respirar. Al principio esta nueva situación no parecía producirle ningún tipo de malestar. Sin embargo, pasada una semana, comenzó a sentirse extraño en su propio cuerpo. Primero fueron sus extremidades las que se rebelaron, y más tarde esa extrañeza fue extendiéndose al resto de su cuerpo... El ruido que provenía de la cocina le despertó. Abrió los ojos y el olor del café recién hecho le hizo sentir que podía ser un buen día para empezar algo nuevo. Quizás había llegado el momento de abandonar su jaula.


sábado, 8 de noviembre de 2014

El abrazo eterno

Ilustración Shannon Bonatakis





Se aferraba a ella tan fuerte que casi podía sumergirse en su respiración aunque, al mismo tiempo, parecía querer dejarla sin aire. Le gustaba sentir su tacto, la suavidad de su piel, dejarse embargar por su olor... Sin embargo se dio cuenta de que, a pesar de querer que ese abrazo le uniera más a ella, a pesar de querer que con ese abrazo ella se volviera más pequeña y él se convirtiera en el único hilo conductor de su existencia, era él quien ya no respiraba, era él quien, creyendo haber ganado, había perdido el tacto, la suavidad, la capacidad de apreciar y de percibir, había dejado de sentir a flor de piel. Era él quien, en realidad, nunca había estado allí (o, al menos, no como hubiera querido).