viernes, 14 de octubre de 2016

Bodegones que se vuelven contemporáneos

Clara Peeters (1588-1621) rompió con su arte las fronteras pictóricas, convirtiéndose en una pionera del bodegón y en una de las escasas mujeres que trabajaron como pintoras en la Edad Moderna temprana, formando parte de la escuela flamenca. Y en el siglo XXI volverá a romper esas barreras siendo la primera mujer en protagonizar una exposición monográfica en el Museo del Prado (a partir del 25 de Octubre). Sus enigmáticos cuadros intentarán responder a las preguntas por su significado pero, sobre todo, pondrán de manifiesto los logros de una artista tan desconocida como extraordinaria. 


Mesa (1611)

Bodegón (1611)

viernes, 7 de octubre de 2016

Lugares comunes

Se colocó ante su máquina del tiempo. Pensó largo rato si entrar en ella o no y, finalmente, decidió hacerlo. Decidió retroceder en el tiempo, regresar a ese día y a esa hora, a ese exacto momento en el que, sin saber cómo, sucedió algo que cambió su vida. Quería cambiar aquello, hacer que desapareciera de su vida, de sus recuerdos, ¿o no?, o quizá quería solamente revivirlo para saber que realmente había sucedido. Su idea inicial era borrarlo, aprovechar ese regreso en el tiempo para evitar aquel momento, y por eso apareció de nuevo allí, un tanto perdido, pero creyendo tener las ideas claras, sin embargo no pudo, fue incapaz, no podía borrar aquel instante porque con él también la borraría a ella y sería como si nunca hubiera existido, como si nunca hubiera vivido con ella tantos días, tantas tardes, tantas noches, tantas risas y tantas lágrimas, tantas alegrías y tantas penas, tantas añoranzas y tantos adioses. Fue entonces cuando se dio cuenta de que no sólo no podía, sino que no quería. Quería poder volver a aquel recuerdo siempre, y quería que fuera mucho más que un recuerdo, porque era un lugar común, su lugar común.